8 claves para conseguir una percha creativa

12 Mar

Key Wind Chime

No nos engañemos: despertar a medianoche, bañado en sudor, con la segura sensación de que lo que habitaba en nuestra mente mientras nos acunaba la pertinaz cadencia de los brazos de Morfeo era el germen de una idea genial… es algo que no ocurre con frecuencia. Es sin duda más cotidiano –sobre todo a ciertas edades- que nos veamos desvelados por la siempre inoportuna vejiga y obligados a dedicar el inesperado tiempo de vigilia a menesteres que a veces son, incluso, productivos. Estos casos –pocos, hay que decirlo- de lucidez inesperada frente al ordenador, suelen ser ideales para sacar del letargo a nuestra neurona y ponerla a trabajar en algo que, por qué no, podría desembocar, no sin esfuerzo, en algo brillante.

Dicen los verdaderamente creativos que la ciencia infusa es cosa de iluminados y que sólo la constancia y una férrea voluntad pueden hacer posible condecorar como grande a una idea. Si las musas nos visitaran mientras dormimos o en cualquier otro momento más consciente del día, seguramente notaríamos su presencia en una forma mucho más idílica que la fisiológica inflamación de una membrana con forma de gaita.

Nosotros desde este modesto púlpito no nos cansamos de repetir que en las estrategias de comunicación de producto la creatividad es indispensable. Para poder extraer una “percha” o excusa de comunicación de los valores de una marca, es imprescindible estimular nuestra capacidad de creación a base, fundamentalmente, de información, trabajo y experiencia. No se trata de inventar. Hay que idear la mejor manera de que un producto o lo que le rodea adquiera rango de noticia y para ello no hay otro camino que devanarse los sesos.

Para acelerar este proceso o ayudar a que fructifique existen algunas pautas que, al menos, a nosotros, nos siguen sirviendo a la hora de elaborar estrategias de comunicación de producto eficaces.

  1. Para empezar debemos tener claro cuál es el objetivo. ¿para qué quieres ser creativo
  2. Ejercita la mente. Investiga, infórmate de lo que hacen los demás, intenta adquirir nuevos conocimientos, participa en debates, discute, argumenta… Ten inquietud.
  3. Haz una lista con los valores diferenciales de tu proyecto y extrae lo que creas que podría resultar llamativo.
  4. No dejes que la rutina guíe tu vida. Esto significa que no debes limitarte a ver y oír lo mismo de siempre. Busca caminos alternativos. Agudiza tus sentidos.
  5. Dedica tiempo a pensar en lo que quieres hacer y, muy importante, escríbelo. Haz tu propia tormenta de ideas y anótalas.
  6. Comparte, pide opinión, no te encierres en tu ego. Quizá algunas sean difíciles de asumir, siempre se aprende. Puede que la respuesta esté en la colaboración.
  7. Aprovecha las tendencias para encontrar una alternativa.
  8. Conoce bien todo lo que pasa a tu alrededor. Cualquier evento o circunstancia puede ofrecerte una idea o una percha para hacer noticiable alguna faceta de tu negocio.

Sí, es cierto, no hay nada nuevo bajo el sol, pero a veces tener compiladas estas claves y tenerlas bien presentes nos puede ayudar a sacar un mayor provecho a nuestra comunicación.

¿Tienes algún otro truquillo para ser más creativo? No seas egoista y compártelo con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: